Bienvenidos a Villalegría Home

Porque nuestra forma de entender la vida va unida a celebrar los buenos momentos alrededor de la mesa

Porque no hay sueños demasiado grandes ni soñadores demasiado pequeños

Porque siempre nos es más grato ofrecer que recibir…

Nuestra historia entretelas

Villalegría es el nombre de una pequeña casa situada en una finca de olivos próxima al Mediterráneo donde, una tarde de invierno, durante la recogida de las aceitunas que cada año se llevan a la almazara, surgió la idea de crear una firma de lencería del hogar. De este modo, el proyecto nació directamente ligado a la naturaleza, al trabajo manual y a la calma que acompañan a ambos.

¿Y qué tienen que ver la recolección de aceitunas y la ropa de casa? En realidad bien poco, pero nos transportan a otro tiempo, cuando las cosas se hacían sin prisa, recreándose en actividades como la de coger moras del campo, o higos y melocotones para hacer mermeladas, disfrutando del tacto y el aroma que estas frutas nos regalan, cuando todavía se bordaban primorosamente las sábanas de lino y algodón para los ajuares de las novias, una tarea que llevaba años. La frenética actividad que nos arrastra en nuestro día a día ha ido desterrando estas bucólicas actividades hasta casi hacerlas desaparecer.

Pero nos sigue gustando arroparnos con frescas sábanas por las noches y seguimos necesitando mullidas toallas para secarnos tras el baño y manteles que vistan nuestras mesas… de modo que Villalegría ofrece productos de lencería para la casa de la más alta calidad sin renunciar a la belleza, a la confortabilidad, a la durabilidad de los mejores tejidos: linos fabricados desde hace siglos por maestros lineros en Bélgica y los algodones más finos, como los que se usaban antaño, pero sin las complicaciones de aprestos y bordados excesivos poco prácticos para el uso continuo.

Nuestro interés, además de la excelencia del producto, es adaptarnos a las necesidades del cliente y ofrecerle un trabajo hecho a su gusto y medida.

Y algo más, quizá un sueño… queremos contribuir a que perdure lo auténtico, lo delicado, lo que armoniza con la naturaleza, lo simplemente bello.

Bienvenido